Noticias
Difundimos ideas, análisis y estudios para el desarrollo de nuestro país.

Conferencia: Economía y Empleo en el Siglo XXI (Navarra)

Conferencia: Economía y Empleo en el Siglo XXI (Navarra)Conferencia: Economía y Empleo en el Siglo XXI (Navarra)Conferencia: Economía y Empleo en el Siglo XXI (Navarra)

13:36, 11 de abril de 2017

Hoy José Carlos Díez, profesor de Economía de la Universidad de Alcalá de Henares (UAH), ha impartido en Pamplona (Navarra) la conferencia "Economía y Empleo en el Siglo XXI".

 

Organizada por la Fundación Anastasio de Gracia-FITEL, en colaboración la Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT en Navarra (UGT-FICA Navarra), y bajo el título “Economía y empleo en el siglo XXI”, el actual coordinador de la ponencia económica del PSOE analiza las circunstancias económicas, políticas y sociales que nos han traído hasta el momento actual y nos avanza un posible futuro, al que él incorpora algunas medidas para enderezar el rumbo de la economía y afianzar y desarrollar el estado del bienestar.

 

La conferencia ha comenzado con un saludo y bienvenida de Lorenzo Ríos, secretario general de UGT-FICA Navarra. Después ha tomado la palabra el director de la Fundación AGFITEL, Félix González, encargado de dirigir y moderar la conferencia.

 

José Carlos Díez empezó agradeciendo a la Fundación y al sindicato la realización de estas conferencias y otras jornadas similares, que fomentan el debate y ayudan a comprender dónde estamos social y económicamente y nos permiten destacar las medidas necesarias para mejorar. Ha querido confesar que uno de los motivos que le motivaron a aceptar la propuesta de formar parte del Consejo Asesor de la Fundación fue que le pidieron “libertad de pensamiento, incluso cuando pudiese afectar al sindicato”. Esta independencia le convenció a dar el sí a su incorporación a la Fundación.

 

La conferencia la inció hablando de la llegada de la robotización y de la tecnología global, lo que está generando temor, sobre todo en los trabajadores, y piensa que la mejor forma de gestionarlo es contando la verdad y viendo cómo tenemos que estar preparados.

 

La robotización del empleo hay que entenderla como parte de la innovación, y aunque todavía no está generalizada, se está produciendo en pocos países, con tasas de paro bajas, como USA o Alemania, y con salarios altos (en estos países también hay problemas de envejecimiento de la población y hay dificultades de sustitución) sin duda es un camino que hay que recorrer.

 

Una de las recetas más importantes para encarar el futuro es, sin duda, la formación, el capital humano en las empresas es su mayor activo; hace tiempo que en el sector industrial se ha entendido esto, pero hay otros colectivos de trabajadores que han abandonado los estudios y sufren el riesgo de quedar apartados de los puestos de trabajo. Deben hacerse programas flexibles de formación que cualifique y recupere a estos trabajadores, y los sindicatos tienen que jugar un papel importante en el planteamiento y desarrollo de los mismos.

 

La labor de los sindicatos en las empresas es imprescindible, y la Negociación Colectiva sectorial es uno de los más claros exponentes de esta necesidad, en Navarra tenemos un buen ejemplo de ello. La Negociación Colectiva permite establecer un marco equitativo para acordar unas mejores condiciones laborales en todos los ámbitos del trabajo, salud, laboral, remuneración y demás derechos. Después de la última Reforma Laboral del Gobierno vemos cómo se ha desregularizado la Negociación Colectiva y se ha creado un colectivo de trabajadores con remuneraciones tan bajas que no permiten salir de la pobreza, y que además no tienen unas cotizaciones suficientes para mantener y ampliar la financiación de las pensiones y un adecuado desarrollo del Estado de Bienestar.

 

La revolución tecnológica sigue adelante y Navarra no puede darle la espalda, como tampoco dársela a Europa. Hasta ahora siempre hemos visto a la UE como la solución a nuestros problemas, pero ahora Europa está en crisis, por ello tenemos que tener un proyecto propio, común, desde Navarra hacia España y hacia Europa y el resto del mundo, y ser capaces de construir una posición clave en Europa que nos permita formar parte de la toma de decisiones.

 

Otro asunto importante, y que genera incertidumbre, lo que nunca es bueno para la economía, es el Brexit, ya hemos visto como ha sido la primera reunión en la UE, y lo difícil y dura que va a ser la negociación. En un mundo globalizado, cualquier movimiento económico y político, sobre todo uno de esta magnitud, genera estrés en todas las economías, pero también oportunidades. “En estos momentos España puede llegar a ser sede de algunas de las más grandes empresas tecnológicas del mundo, generar empleo de calidad y que no todo se concentre en ciudades tan caras como Londres, Estocolmo...”

 

La conferencia continuó con un análisis de la situación económica del país, destacando lo importante que es para España cambiar el modelo económico actual, lo que nos permitiría una mejor y más rápida recuperación y afianzar el Estado de Bienestar, luchando contra una de las mayores injusticias que ha creado la crisis económica: el aumento de la desigualdad.

 

Volviendo a la globalización, hay que destacar que el comercio mundial, con la crisis, ha sufrido una importante ralentización, lo que ha frenado algunos procesos de deslocalización, los países que más han sufrido con este frenazo son sin duda los países que compiten con mano de obra más barata y menos cualificada. Nosotros como país no podemos tener como objetivo competir en salarios, tenemos que competir con innovación, que es otro de los principales ingredientes para alcanzar un puesto entre los países desarrollados. “Navarra es el gran ejemplo de cómo progresar de economía agrícola a industrial con empleo de calidad en la globalización”.

 

Es imposible, en un mundo globalizado, no contar con un comercio regulado y ordenado, que dé estabilidad a las empresas y permita garantizar el empleo. Esta regulación ha permitido que España sea de las zonas del mundo más beneficiadas. La última crisis nos ha enseñado que una de las prioridades de esta regulación debe de ser la de los mercados financieros, para tratar de suavizar las consecuencias de las burbujas y la especulación.

 

En este mundo de cambios hay que ser innovador y emprendedor, pero sobre todo proactivos. Hay que aumentar la transparencia del dinero proveniente de los paraísos fiscales. La investigación y la innovación son necesarias para todos los sectores a fin de conseguir mejorar la eficiencia y la productividad.

 

 

COMPARTIR
Volver al listado de noticias